COMEDY CELLAR

COMEDY CELLAR

“Don´t cry because it´s over, smile because it happened” – Dr. Seuss

Ayer fuimos a Comedy Cellar. Diego siempre ha sido fan del stand up gringo: desde Seinfeld a Chris Rock pasando por Dave Chapelle, Ricky Gervais, hasta Louie C.K. este último siendo el favorito de los dos (y de quién no, really?… no acepto debates) así que enrollados en la serie y en la ciudad, reservamos en el que es, sin duda, el mejor lugar de comedia en NY (y el que sale en la serie, y el famoso, y el que estaba cerca de nuestra casa, so…). Este lugar presenta de dos a tres shows por noche y , por lo que entiendo, el lineup va cambiando, unos son de casa y otros invitados; el costo es relativamente bajo comparado con absolutamente todo en NY, catorce dólares más un mínimo de dos chupes por persona y un máximo de tres (fresas).
Antes de continuar con la anécdota quiero hacer una pausa para explicar algo que después va a hacer que me entiendan mejor. Soy una persona altamente ideática, me baso más en las ideas que en la realidad, ejémplo: Me encantan las licoreras de Whisky; pensar en la idea – como en los cincuentas- de llegar a tu casa cansado del trabajo, aventar tu portafolios (ojo, piensen realmente lo ridícula que me vería haciendo esto, no soy guey, no trabajo en una oficina y no tengo portafolios) agarrar tu vaso de crystal, echarle cuatro hielos, servirte whisky y darle el primer trago, haciendo esa expresión de boca expandida y endurecida para luego exhalar me fascina, la cosa: me caga el whisky. Sin importar, jodí años por una, me la regalaron cuando me casé, la llene de un buen whisky y llegó por fin el día en que agarré el vaso, le eché cuatro hielos, serví whisky y le di el primer trago, la única diferencia es que en lugar de hacer la cara que iba con mi idea casi me vomito. A esto súmenle que soy la mejor fan del mundo. Cuando a mi me gusta algo, no ma-mes como me gusta, investigo todo, veo todo,stalkeo todo; soy como una teenager adulta (en esto y muchas otras cosas más, I know) he tenido obsesiones que me duran meses o años. Ahora si juntas los dos tienes a la perfecta ridícula que idealiza momentos en donde está echando el whisky con Paul Rudd y de pronto se acerca Jason Segel y cotorreamos de Freaks and Geeks; la plática se pone buena entonces nos vamos a la casa de Seth Rogen a enfiestar y bla bla bla. En estas babosadas mi mente puede estar trabajando por horas maquinando la mejor idea, sólo porque sí.
Pero bueno ahora sí, regresando a la historia.Llegamos a las nueve de la noche para recoger nuestro boleto y hacer fila, entramos y nos tocó en un súper lugar, una de las mesas de a lado del mini escenario, esas que siempre salen en Louie como las favoritas de los comediantes para bullear a su audiencia , para mi suerte todos los standoperos escogieron como conejillo de indias la del otro lado. Pedí una cerveza – ah sí ¡ya tomo cerveza! para los que no me conocen no podía tomarme una sin limón y (por pinche ideática) era algo que me cagaba, después de años de intentar, hace un mes por fin me acabé mi primer cerveza completa 🙂 – y en punto de las nueve treinta comenzó el show. El primer standopero abrió jodiendo a la pareja de enfrente y de a lado (tipo se empezaron a pelear y todo, amazing!) y después de unos cuantos minutos  se dio paso a presentar sorpresivamente a un invitado especial, por segundos juré que sería Louie Ck y ya estaba con un mini infarto, dejé de idealizar cosas y empecé a poner atención a la presentación que decía “productor de hits como Knocked up, y Forty year old virgin …” en ese momento dejé de escuchar, no podía ser lo que imaginaba, gire la cabeza hacia la entrada y ahí estaba,  con una camisa de cuadros abierta y una playera roja, listo para entrar: FUCKIN JUDD APATOW. Nunca en mi vida había tenido un fan moment como este, la sangre se me subió a la cabeza, me tapé la boca con las dos manos aproximadamente por diez minutos (la mitad de su stand up)  repitiendo non-stop  “no mames, no mames, no mames, no mames…”. Obviamente muchos de ustedes vana  decir ¡ay no mames! bueno, cuando lo digan, regresen al párrafo de arriba y lean nuevamente que soy una ridícula fan from hell, es una de las cosas que mejor hago en la vida, de hecho.
Y así, como únicamente pasa en Nueva York, Judd Apatow empezó a hacer stand up, por un momento bloqueé a la demás gente, la cercanía del lugar hacía que pensara que Judd ( ahora mi brother) me estaba contando, mientras echaba una cerveza, cosas cagadas de su vida, familia, trabajo, calvicie y experiencia con los hongos. El productor de la mejor serie del mundo (Freaks and Geeks), ahora productor de otra gran serie (Girls) y de películas ridículamente cagadas (miles) estaba a cinco metros de mi hablando de su vida, que como buena stalker súper conozco. Un guey que ya ni siquiera vive en NY, que radica en los ángeles, eligió ese día y esa hora ir a echarse un “palomazo” al lugar, día y hora que nosotros también elegimos.
Carajo, amo Nueva York y amo la vida, porque justo de estos pequeños instantes esta hecha, de estos minutos vivimos por años, siempre y cuando los sepamos apreciar y atesorar. Y yo ¡ya eche una chela con Judd! :P.
www.urvanity.com
 www.urvanity.com