NOT THAT KIND OF GIRL

NOT THAT KIND OF GIRL

La magia pasa cuando estás en el lugar correcto en el momento correcto. Para mi eso fue el Barnes and Noble de Union Square hace tres semanas. Como excelente fan que soy con todo lo que admiro, sabía perfecto cuando salía el libro de Lena Dunham, caray, lo llevaba esperando desde hace dos años que leí la noticia del adelanto (buenazo) que Random House le había dado por escribirlo. La neta no voy a clavarme ya en quién es Lena, porque si todavía no lo saben, no tienen madre. Ok, ya me sentí mal,  por si alguien no sabe quien es, ahí les va: Creadora, directora, productora, escritora y protagonista de la serie de HBO Girls. Ganadora de dos Golden Globes, residente de Brooklyn y parte de mi grupo ideal de amigas, así es, llevo años moviendo, quitando y sacando piezas en mi mente, de cuál sería mi grupo platónico perfecto de amigas, sí ya se, raro, pero bueno ¿no? cada quien sus traumas y su forma de matar el tiempo libre.

Soooo, hace dos semanas fui a comprar Not that kind of Girl, una serie de ensayos que van de sexo, amor, síndrome obsesivo compulsivo, sobrepeso y feminismo, entre otros temas, por supuesto escritos con el absolutamente perfecto humor de Lena. Advertencia, si han visto Girls, varios ensayos ya han sido reflejados en la serie, a fin de cuentas todo lo que hace Lena es la historia de lo que una niña de 28 años (sí, niña, chavita, morrita) ha “aprendido” en su corta vida.

Ok, de vuelta a ese día. Cuando llegué a la caja para pagar mi libro me dieron una pulsera que serviría como entrada a la plática que, Lena Dunham, daría a las 7 de la noche a modo de presentación de su libro. Y sí, como se imaginarán, me prendí bárbaro, es que esta ciudad de verdad ha sido buena conmigo, en seis meses he tenido la oportunidad de ver de cerca y de cierto modo “convivir” (con barreras escenario/publico pero, who cares?) con tres de mis personas favoritas en el mundo: Judd, Tavi ( que por cierto ya salió Rookie yearbook three, pero ese es otro cantar, es decir, otro post) y ahora Lena. Pero bueno sigamos con la historia. Guarde la pulsera, hice un happy dance, fui a mi casa a comer y estuve de vuelta en dos horas para tener buen lugar. Como si mi suerte no hubiera sido ya suficiente, cuando llegue a la presentación, descubrí que Amy Schumer, comediante estadounidense que parte plaza en Comedy Central y amiga de Lena estaría como invitada. Durante dos horas aprox estuvimos ahí, leyendo la introducción y varios de los ensayos, en sesión de preguntas y respuestas, ya saben las clásicas preguntas de siempre como … Would you rather eat only mustard for the rest of your life, or deep-fry your vagina? … sí, esa fue una de las preguntas de las fans, la respuesta fue muy larga y debatida pero al final la conclusión fue, todo es mejor deep-fried.

¿Qué les puedo decir? todo fue perfecto. Lena (y su libro) es exactamente como la esperaba, inteligente, incorrecta, imperfecta, con un sentido del humor maravilloso, sin filtro alguno, sencilla y humana, todo lo que espero de alguien que le está hablando a una generación a la que por todos los medios la sociedad le ha decretado los “estándares de calidad” y los pasos que debe seguir para alcanzar el éxito y la fama. Lena a mi gusto, logró hacer de sus imperfecciones, su perfección y por lo menos para mi, eso es alcanzar el éxito (aderezado con unos cuantos premios y dolarúcos, claro).

Así que si están buscando algo nuevo que leer, ahí tienen.

xx

Meni.

Lena Barnes and noble Lena Dunham Not that kind of girl Urvanity

 

Mi libro firmado, pum!

Mi libro firmado, pum!